jueves, 24 de diciembre de 2009

...

Ella le dice "te quiero". Él contesta "yo más". Ella se queda pensando en que no sabe qué está diciendo, ni ella ni él. Que podría haber hecho un millón de cosas para no llegar a este extremo, pero ya que está... Ya que está decide cogerle de la mano, y no dejar de acariciarle el brazo, y pedirle que le haga el amor, para sentirle más cerca. Y es que a veces se le hincha el pecho y no puede hablar, y tiembla por cosas que no deberían ser así, pero tiene su mano. Y teniendo su mano, todas las cosas son un poco mejor. Son un poco mejor porque la abraza, le acaricia la cara, y, a veces, le toca el pelo. Y continuamente le dice que la quiere, y ella se siente bien. Y tiene su mano.




Ojalá pudiera estar ahora contigo, y cogerte la mano cuando estés dormido, y apoyar la boca justo debajo de tu cuello, cerrar los ojos, y pensar que, estando así, todo va a ir bien.




ABRÁZAME.

1 comentario:

M Cristina dijo...

:O:O precioso,me pasó eso la noche de Nochebuena,tengo que rallarte :S

 
Marzo 2008 | Diseñado por anita